Arco de Santa Catalina

06 de Septiembre 2015

Ubicado al norte del Parque Central, el Arco de Santa Catalina es no solo un ícono de La Antigua Guatemala sino un punto de referencia para ubicarse en la ciudad. Tanto así que la calle donde se ubica (1era Calle Poniente) es llamada "Calle del Arco".

Arco de Santa Catalina

Antiguo convento de reclusión

El Arco es en sí un puente que comunica dos partes de un convento que creció más de lo planeado. Por dentro del Arco pasa un corredor que permitía a las monjas pasar de lado a lado sin ser vistas, ya que eran monjas de reclusión.

Antigua
El Convento de Santa Catalina Virgen y Martir inició sus labores en Guatemala con su espíritu de reclusión, es decir, las monjas vivían su día a día separadas del mundo. El número de miembros creció tanto que la construcción no era lo suficientemente grande así que pidieron permiso para ocupar la parte del frente.

La construcción de un túnel era una solución para evitar ser vistas al pasar de un lado al otro, pero finalmente se decidió construir una pasarela, un corredor en forma de arco.

La construcción del Arco de Santa Catalina comenzó en 1693, ochenta años después de iniciada la construcción del convento. Sufrió daños con los terremotos de la época pero la estructura permanece en pie hasta la fecha en excelentes condiciones.

Posee un reloj en su parte alta, marca Lamy Amp Lacroix, de origen francés. A la fecha lo que era el convento de las monjas de Santa Catalina es ahora un hotel colonial.

Lee más publicaciones de: Arco de Santa Catalina