Luz al final del tunel

06 de Septiembre 2015

Si algo es claro en la arquitectura de La Antigua Guatemala es que cada detalle y estructura tiene un propósito. Encontramos entonces distribuciones específicas para estimular la meditación y oración, tales como túneles, bóvedas y todo tipo de contrastes de luz.
Luz al final del tunel

La Merced no es excepción pues tuvo una naturaleza conventual. Sus pasillos con arcos también incluyen graderíos con ventanales que evocan luz al final del túnel.


Luz al final del tunel

Ventanal en un graderío del área conventual de La Merced.

El Convento es de los mayores de la ciudad colonial y cuenta con dos niveles, también posee la fuente más grande de La Antigua Guatemala ubicada en su centro. Es irónicamente una obra enorme para una orden religiosa que comenzó con un monasterio de paja y adobe en Ciudad Vieja (a unos 30 minutos de La Antigua Guatemala). Sus muros y columnas sufrieron por los terremotos de la época. Labores de reconstrucción y ampliaciones dieron forma a lo que vemos hoy en día.

Es sin duda una parada obligatoria para el amante de los detalles, es de las construcciones más elaboradas de la ciudad.

Lee más publicaciones de: Iglesia y convento La Merced