Ruinas Convento e Iglesia de la Recolección

06 de Septiembre 2015

Se encuentra a unas 7 cuadras del Parque Central. Es de las ruinas más distantes pero siempre accesibles a tan solo una cuadra de la Alameda de Santa Lucía. El complejo entero está en ruinas. Abre de lunes a domingo de 9 a 17:00 horas para recibir la visita de turistas.

Entrada al antiguo templo de la Recolección, ahora en ruinas.

Entrada al antiguo templo de la Recolección, ahora en ruinas.

Las ruinas

Es evidente que se trataba de un complejo de buen tamaño. Aún quedan paredes en pie pero las bóvedas yacen derribadas. Los enormes bloques que se conservan dan idea de la elegancia y magnitud que la revestía.
 
Antigua Guatemala

Historia de las ruinas de la Recolección

Sus orígenes se remontan a dos frailes recoletos que llegaron a Guatemala en 1685. Diez años después uno de ellos solicitó la licencia para fundar el convento pero le fue negada.

Ya habían numerosas órdenes religiosas y las autoridades esperaban que en lugar de establecerse en un solo lugar, se dispersaran por Guatemala en una labor de cristianización mucho más activa. Sin embargo los misioneros recoletos seguían llegando.

La licencia les fue otorgada finalmente debido a su admirable y noble labor social y religiosa.
 
Antigua Guatemala

Derribado por terremotos

La construcción de su sede comenzó en 1701 y tardó 16 años en terminarse. Poco tiempo estuvo en pie cuando un terremoto dejó en ruinas gran parte del complejo. Pronto comenzaron la reconstrucción pero una vez más un terremoto derribó la obra en 1751. 
 
Los religiosos recoletos no querían abandonar su obra y a cada dificultad se sobreponían pero el convento fue finalmente abandonado, en parte por los daños y en parte porque los restos se utilizaron en labores de construcción en la región.

Posteriormente el lugar comenzó a ser utilizado en las ferias para fines nada relacionados con labor religiosa, marcando el fin de la era de oro de templos y conventos.

Lee más publicaciones de: Ruinas de la Recolección